Satelite T de Bilbao, picoteo galáctico con mucho ritmo

Hace unos meses asistimos en el Satelite T de Bilbao al homenaje a David Bowie organizado por Bolo, donde varios músicos locales interpretaron canciones del Duque Blanco. Una noche de música en directo en un ambiente inmejorable.

Mi Hermana Corina en el Satelite T

Mi Hermana Corina en el Satelite T

Durante el concierto probamos los bocadillitos que tenían en la barra y descubrimos que además de los conciertos daban comidas y cenas.

Un sábado que nos pilló paseando con unos amigos por la Avenida Abandoibarra, cruzamos la ría atravesando el Puente de Deusto y nos dirigimos hacia el Bar Satelite T, en la Calle Botica Vieja nº 3, pegado a la orilla de la ría.

Este local era un referente de la movida cultural y musical de Bilbao y en su interior se podía disfrutar frecuentemente de conciertos y sesiones musicales en directo, como ya hemos apuntado.

Además de todo esto servían platos muy bien preparados y decidimos probar la gastronomía del espacio estelar, en el mismo Bilbao.

La fachada estaba empapelada con los carteles que anunciaban los próximos eventos en el garito y al lado de la puerta disponía de una terraza con unas estupendas vistas del entorno de Abandoibarra, situado en la otra orilla.

Satelite T de Bilbao

Satelite T de Bilbao

Entramos y nos sumergimos en la decoración totalmente enfocada al mundo del rock and roll, con ciertos guiños al pasado de esta zona de Bilbao, como las paredes simulando ser unos contenedores  metálicos, que hace unos años se apilaban en  la Campa del Inglés, actual emplazamiento del Museo Guggenheim de Bilbao.

Comedor del Satelite T

Comedor del Satelite T

La barra estaba preparada con pinchos muy apetecibles, pero en esta ocasión decidimos pasar al comedor, atravesando la estancia que disponía de unas barandillas semejantes a las instaladas en el paseo de la ría.

Satelite T

Satelite T

Nos sentamos en una mesa muy original, hecha con las tapas de las cajas que se utilizaban para guardar el material de sonido, debajo de la cabina alta del disc-jockey. Desde la mesa podíamos contemplar una vieja motocicleta y una Sinfonola , donde todavía aparecían las canciones que se escuchaban en otros tiempos, como las novedades del momento, “Dinero, Dinero” de Obús y “Walking on the Moon” de The Police.

Juke Box Sinfonola 2000 D

Sinfonola 2000 D

El ambiente era muy acogedor y las camareras contribuían a ello con su simpatía y buen hacer.

Pedimos una caña de cerveza (2€), cremosa y bien tirada con un sabor adictivo.

Caña de cerveza

Caña de cerveza

Mientras decidíamos los platos que íbamos a probar, nos trajeron a la mesa un aperitivo muy original con un gusto sorprendente, Pan con AOVE y unas sales que al mezclarlas con el aceite te sugería en el paladar el sabor del huevo frito.

Aperitivo de aceite con sabor a huevo frito

Aperitivo de AOVE con sabor a huevo frito

Repasamos la carta de especialidades y elegimos varios platos:

Ensalada Satay (7,40€) de pollo marinado, verduras y arroz basmati. Buena combinación de ingredientes con un resultado muy positivo. Estaba deliciosa.

Ensalada Satay de pollo marinado

Ensalada Satay de pollo marinado

Nachos Supreme (5,90€) con queso cheddar fundido, salsa con pico de gallo y aguacate. Los nachos estaban crujientes y las salsas acompañaban perfectamente el plato.

Nachos Supreme

Nachos Supreme

Chile con carne (9,50€) y papas arrugás con mojo verde. La carne bien cocinada con un punto picante y las patatas arrugadas, muy tiernas y rematadas con una rica salsa de mojo verde. Una especialidad muy conseguida.

Chile con carne y papas arrugás

Chile con carne y papas arrugás

Hamburguesa de Pollo Cajún (6,90€) con el pollo marinado, varios tipos de lechugas, mostaza y cebolla. Muy buena.

Hamburguesa de Pollo Cajún

Hamburguesa de Pollo Cajún

Llegamos al apartado de los postres y probamos varias delicias espaciales:

Baile Cítrico (4,40€) una panacota con helado con toques cítricos. Muy refrescante.

Baile cítrico

Baile cítrico

Lujuria de chocolate (4,40€) perfecto para los amantes de este derivado del cacao servido en varias texturas diferentes.

Lujuria de Chocolate

Lujuria de Chocolate

Helado de caramelo y sal de Guerande con arena de galleta y toffee (4,10€). Helado muy cremoso.

Helado de caramelo

Helado de caramelo

Se estaba muy a gusto y rematamos la velada en el Satelite T con unos cócteles que nos preparó Jesús, un aficionado a estas mezclas mágicas. La elección de los ingredientes la dejamos en sus manos y no nos defraudo.

Tomamos un Cóctel con base de ginebra acompañado con zumos naturales de varios cítricos (4,50€) y un Cóctel con base de licor de Baileys, con licor de avellana y de café (4,50€). Presentación sencilla pero con un sabor muy conseguido. Buen final para este ágape interestelar en Bilbao.

Satelite T de Bilbao, una propuesta muy abierta que no defrauda en ninguna de sus actividades programadas, tanto las musicales en directo como las gastronómicas.Una forma distinta y actual de disfrutar de Bilbao, una ciudad con satélite propio.

Texto y Fotografía: Txema Aguado

Deja un comentario