Trujal de Artajo, el aceite de la Ribera Navarra

Un sábado de finales de septiembre asistimos a la I Jornada del pimiento y el cordero lechal ( 45€/persona) celebrada en las instalaciones del Trujal de Artajo, ubicado en la localidad de Fontellas en el sur de la Ribera Navarra.

Trujal de Artajo

Trujal de Artajo

Las actividades programadas durante esta jornada parecían interesantes y nos permitirían conocer de primera mano el AOVE , los pimientos y el cordero lechal navarro de raza rasa.

Llegamos al Trujal de Artajo, ubicado en el Km 102 de la autovía A-68, en la Finca Los LLanos de Fontellas, y después de atravesar varios olivares aparcamos junto a sus modernas instalaciones, distribuidas en dos edificios, en uno se encontraba la almazara y en el otro los depósitos de aceite, la tienda y el restaurante.

Trujal de Artajo

Trujal de Artajo

Tostadas con AOVE

Comenzamos esta jornada festiva en una explanada de hierba junto a un enorme olivo, donde Pedro, nuestro guía, nos recibió y nos ayudo a realizar una cata de cinco tipos de AOVE monovarietal de cosecha temprana en verde, cada uno elaborado con distintas variedades de aceitunas, arbequina, arróniz, arbosana, manzanilla cacereña, koroneiki y de un AOVE coupage conseguido con la mezcla de varios tipos de olivas. Nos sorprendió el sabor exquisito y potente del aceite elaborado con la aceituna koroneiki, de origen griego y el toque personal del aceite de arróniz, aceituna autóctona de Navarra.

AOVE Artajo

AOVE Artajo

Lo acompañamos con tostadas de pan casero tostado y lo maridamos con el vino rosado navarro Inurrieta Mediodia bien frío, que entraba muy bien.

 

Pimientos navarros

Después nos dirigimos al huerto ecológico situado junto a los olivares y allí nos mostraron las diferentes variedades de pimientos navarros.

Variedades de pimientos

Variedades de pimientos

Tuvimos la ocasión de ver todo el proceso manual de la elaboración del pimiento asado con leña y contemplar como se pelaban y posteriormente probar su excelente sabor.

 Olivares

Continuamos la visita recorriendo el “Museo vivo del olivar“, donde había olivos plantados de diferentes variedades de aceitunas y comprobamos la diferencia entre ellas y la variedad de colores de las mismas, dependiendo del grado de maduración, verde, envero, amarillo, rojo y negro.

Aceitunas en el árbol

Aceitunas en el árbol

Aquí nos explicaron el motivo de trabajar con estos cinco tipos de aceitunas con diferentes orígenes, navarro, catalán, cacereño y griego. En los inicios de la almazara, se plantaron cinco olivos de cada variedad, traídas de diferentes partes del mundo y después de analizar los resultados se eligieron las variedades de aceitunas que mejor se adaptaban a la climatología y al terreno.

Olivos de diferentes variedades de aceitunas

Olivos de diferentes variedades de aceitunas

Posteriormente nos acercamos a los olivares, que rodeaban la almazara, dispuestos en espaldera, método utilizado  para facilitar su recolección al vuelo con maquinas, para evitar que la aceituna tocase el suelo.

Olivos en espaldera

Olivos en espaldera

También pasamos por los olivares que producían el aceite de oliva virgen ecológico y pudimos ver como protegían los olivos de la plaga de la mosca, sin utilizar productos químicos.

Protección contra la mosca

Protección contra la mosca

Cordero de raza rasa navarra

Después, entre olivos, un responsable de la Carnicería Hermanos Pérez Gil de Tudela, nos mostró varios ejemplares de la oveja rasa navarra y nos habló de sus características.

Ovejas y corderos de raza rasa navarra

Ovejas y corderos de raza rasa navarra

Para finalizar la exposición sobre este tipo de ganado ovino navarro, hizo una demostración de como se despiezaba un cordero lechal, que después probaríamos en el restaurante.

Almazara

Nos acercamos al edificio de la almazara y comprobamos en el exterior el hueco por donde se introducía la aceituna recién recolectada. Al lado estaba el dispositivo por donde salían los restos secos y el huesillo de la aceituna, que se cargaban en camiones para su transporte.

Expulsión de los residuos de la aceituna

Expulsión de los residuos de la aceituna

Entramos en el interior del trujal y seguimos el viaje que realizaba la aceituna para convertirse en aceite de oliva virgen extra.

Cintas transportadoras de la almazara

Cintas transportadoras de la almazara

Primero se limpiaba y se clasificaba la aceituna en unas tolvas metálicas para posteriormente enviarse al Molino mecánico, que suplía a los antiguos molinos de empiedro, para trocear y machacar la aceituna.

Después por unos tubos dispuestos en forma de ese llegaba a la Batidora, donde se preparaba una pasta que pasaba a la Centrifugadora horizontal para separar mecánicamente la parte sólida de la aceituna (hueso y extracto seco) del líquido (aceite y agua de la aceituna).

El siguiente paso era separar el agua y el aceite en la Centrifugadora vertical que por diferencia de densidad, al girar expulsaba el agua y guardaba el aceite que pasaba por la Decantadora para eliminar las partículas en suspensión mediante gravedad, antes de enviarlo a la bodega para su almacenamiento.

Nos dirigimos al otro edificio para visitar la Bodega, donde se conservaba el aceite dentro de unos depósitos de acero inoxidable, en optimas condiciones hasta el momento de ser envasado para su consumo.

Entramos a la Tienda del Trujal, donde se podía adquirir el AOVE de todas las variedades antes comentadas y también el aceite de oliva virgen extra frutado ( media maduración) y maduro.

Menú Degustación

Subimos a la primera planta para acomodarnos en el coqueto comedor y disfrutar del menú degustación preparado para esta jornada, donde los protagonistas eran el pimiento, el cordero lechal y el aceite.

Menú Degustación

Menú Degustación

Comenzamos con una Ensalada de tomate rosa con aceite de arbequina, Cogollos de Tudela aliñados con aceite de manzanilla cacereña, Pimientos del cristal fritos en aceite Albador maduro y Paleta ibérica de bellota de Jamones Carrasco. Los tomates, los cogollos y los pimientos eran de la huerta del Trujal y estaban deliciosos, al igual que el excelente jamón.

Pimientos, cogollos, tomate y paleta ibérica

Pimientos, cogollos, tomate y paleta ibérica

Para maridar estas viandas dispusimos del vino tinto crianza Inurrieta Cuatrocientos crianza 2014 de la DO Navarra, un vino con cuerpo y buen sabor.

Continuamos degustando una Tosta de pimientos asados a la leña de olivo con sardina ahumada al aceite de koroneiki, tanto los pimientos como la sardina estaban deliciosos, y seguimos con unas ricas y suaves Pochas a la tudelana elaboradas con el aceite arbosana.

Llego el momento de saborear el plato estrella, Cordero lechal asado de Navarra con pimientos del piquillo asados a la leña y confitados en aceite Albador frutado.

Cordero lechal asado de Navarra

Cordero lechal asado de Navarra

Una carne sabrosa y bien asada, acompañada de unos delicados pimientos del piquillo.

Pimientos del piquillo asados a la leña

Pimientos del piquillo asados a la leña

 

Todavía teníamos un hueco para los postres con sabor navarro que entraron bien: Cuajada quemada de la Ultzama y Queso de oveja Arnotegi con membrillo.

Rematamos la velada con un buen café y un chupito frio de Pacharan Baines.

Café y un chupito de Pacharan Baines

Café y un chupito de Pacharan Baines

 

La visita al Trujal de Artajo, durante la I Jornada del Pimiento y el Cordero Lechal fue muy interesante y gratificante para los cinco sentidos, donde descubrimos una almazara moderna que aprovechando los avances técnicos apostaba por la calidad de sus aceites respetando el medio ambiente. También pudimos conocer un poco mejor el mundo del AOVE , el pimiento y el cordero lechal rasa, unos productos de gran calidad y tan navarros.

 

Texto: Txema Aguado

Fotografía: Esther Saiz y Txema Aguado

 

 

 

 

 

Deja un comentario